Prohibir las criptomonedas en Rusia es "totalmente factible"

En una conferencia de prensa el viernes, la gobernadora del Banco Central de Rusia, Elvira Nabiullina, intensificó aún más el miedo, la incertidumbre y la duda (FUD) en torno al estado de la regulación criptográfica en el país. Cuando se le preguntó sobre el auge de los activos digitales, Nabiullina hizo las siguientes observaciones, según lo informado por el medio local finmarket.ru y traducido por Cointelegraph:

Sabes que nuestra actitud hacia las criptomonedas es, por decir lo mínimo, escepticismo. A esto se suman los importantes riesgos para los inversores individuales y la importante volatilidad de este tipo de activos. Además, las criptomonedas son opacas en la medida en que se utilizan con frecuencia para operaciones ilegales o delictivas. Por lo tanto, no podemos acomodar inversiones en ellos. Buscamos evitar que la infraestructura financiera rusa utilice transacciones criptográficas. Es completamente factible.

Los comentarios de Nabiullina se produjeron un día después de que informes contradictorios señalaran la posibilidad de una prohibición general del comercio de criptomonedas en Rusia. Como informó recientemente Cointelegraph, las preocupaciones sobre las criptomonedas incluso se extendieron a la oficina presidencial, y Vladimir Putin emitió una advertencia sobre los activos digitales.

Relacionado: El Banco de Rusia prohibirá que los fondos mutuos inviertan en Bitcoin

En el contexto, los países de la ex Unión Soviética siguen estando mucho más expuestos a delitos financieros como el blanqueo de capitales o la evasión fiscal que sus homólogos occidentales. Esto se debe a que la privatización de las empresas estatales después de la disolución de la URSS concentró el poder en manos de individuos que tenían suficiente "capital" para comprar acciones en ese momento: mafias, bandas y participantes del mercado negro.

En términos relativos, la naturaleza anónima, sin fronteras, instantánea y no regulada de las criptomonedas sería, por lo tanto, un mayor catalizador para la actividad delictiva en la región. En parte para combatir el problema, Rusia está priorizando el desarrollo de un rublo digital que cumpla con las regulaciones como un fuerte competidor de las criptomonedas desarrolladas de forma privada.