Komainu almacenará criptomonedas confiscadas por la policía del Reino Unido

El custodio de activos digitales Komainu está trabajando con las autoridades del Reino Unido para almacenar las criptomonedas confiscadas en investigaciones criminales.

Komainu es una empresa de custodia del banco de inversión global con sede en Japón Nomura, el administrador de activos digitales CoinShares y el fabricante de carteras de hardware Ledger. La compañía anunció que llegó a un acuerdo para "almacenar de forma segura los activos digitales incautados durante el proceso de investigación" para las fuerzas policiales en Inglaterra, Gales, Irlanda del Norte y Escocia tras una licitación comercial con la Policía de Derbyshire en East Midlands.

El anuncio decía que contaba con el apoyo de Coinshares y de Gentium, un servicio de asesoría policial en el Reino Unido especializado en delitos financieros y cibernéticos.

"Las unidades de ciberdelincuencia a nivel local, regional y nacional se apoderan de las criptomonedas como parte de sus investigaciones y necesitan desesperadamente acceso a una solución de almacenamiento segura de un proveedor regulado", explicó la comisionada de policía adjunta de la ciudad de Londres, Angela McLaren.

"[Komainu] proporcionará a los equipos la tecnología y la seguridad adecuadas que necesitan para almacenar criptomonedas y otros activos digitales como parte de sus investigaciones.

McLaren agregó que el acuerdo entre la firma de custodia de activos digitales y la aplicación de la ley marcaría un progreso en "negar el crimen a partir del producto del crimen" y reduciría la carga financiera de las autoridades para encontrar una solución para almacenar los fondos.

Ha habido un aumento global en las autoridades que confiscan activos digitales vinculados a actividades ilícitas. En diciembre, la policía china confiscó criptoactivos por valor de 4.200 millones de dólares de siete personas condenadas en el esquema PlusToken Ponzi. En los Estados Unidos, el Departamento de Justicia confiscó 69,370 Bitcoins de una persona anónima presuntamente vinculada al hackeo del mercado de la red oscura Silk Road y, según los informes, tiene la intención de subastar las monedas.